SUMMERHILL

Un punto de vista radical sobre la educación de los niños

 

ÍNDICE

Bibliografía

Biografía de A.S. Neill

Resumen de la obra

Comentario crítico

 

 

BIBLIOGRAFÍA

Título: Summerhill (Summerhill, a Radical Approach to Child Rearing)

Autor: A.S. Neill

Editorial: Fondo de Cultura Económica, S.A.

Traducción al español: Florentino M. Torner

 

BIOGRAFÍA DE A. S. NEILL

Escocés, maestro rural durante algún tiempo. Partidario del movimiento antiautoritario inglés y de sólida formación en psicoanálisis.

Crea Summerhill, primero en Alemania, y luego, en el nordeste de Gran Bretaña.Ataca especialmente las doctrinas religiosas que culpabilizan a los niños o a la represión de los adultos sobre los niños. Partidario de una ausencia de reglas bastante ostensible, por la que en los sesenta los sectores conservadores de la sociedad tacharán su escuela como fomentadora del libertinaje y la promiscuidad. El intento de cerrar Summerhill, alegando que no se adapta al sistema de enseñanza oficial del estado británico llega hasta la actualidad. Summerhill se destacará por su fuerte carácter antiautoritario y antirrepresivo.

Summerhill es un internado, del que Neill gusta decir que "más que una escuela, es una manera de vivir en comunidad". Neill quiere que los muchachos autorregulen su comportamiento y su carácter , aprendiendo a ser libres, descubriendo el verdadero significado de vivir y dejar vivir desde la libertad y la convivencia. Profesores y alumnos se reúnen en asamblea para discutir los problemas del grupo. La asamblea dicta leyes, también hay en la asamblea un tribunal que decide castigos para los infractores.

Citamos a Neill: "no puede haber libertad si los niños no se sienten completamente libres para gobernar su propia vida social. Cuando hay un jefe, no hay verdadera libertad, y esto se aplica más aún al jefe benévolo que al autoritario."

Tras la muerte de Neill, su hija Zoe continúa la experiencia de Summerhill.

 

RESUMEN DE LA OBRA

 

En 1921 nace la escuela de Summerhill, situada en una aldea de Suffolk (Inglaterra) llamada Leiston, a 160 kilómetros de Londres.

Dirigida por A.S. Neill y su mujer, esta moderna escuela busca la felicidad del niño, su libertad, y el propio fundador, y autor de la obra, establece unos principios básicos que rigen la ideología de dicho centro:

1. La bondad del niño, considerando a este como un ser racional que tiene intereses propios en la vida que es capaz de defender, pues no es un ser inútil y cobarde.

2. La búsqueda de la alegría y la felicidad al final de la educación.

3. Igualdad entre el desarrollo intelectual y sentimental en la educación. Considera que en la actualidad se le da más importancia al intelecto que a los sentimientos y que llegamos a ser incapaces de experimentar las cosas sentimentalmente.

4. Piensa que el niño no es altruista y por lo tanto no mostrará su amor verdadero hacia los demás hasta que sea un adulto, hasta su madurez.

5. Libertad pero no libertinaje. Según Nelly, el principio básico y que menciona varias veces a lo largo de la obra. Destaca el respeto recíproco entre los individuos sin diferencia de edad, sexo...

6. La sinceridad de los maestros. Esencial para el autor.

7. Aprendizaje del niño a ser un ser independiente y valerse por sí mismo en la vida.

8. Rechazo del castigo, pues cree que este produce temor y hostilidad que impide un sano desarrollo psíquico.

9. No hacer sentirse culpable al niño de sus actos, ya que suponen un obstáculo para su futura independencia.

10. Libertad de religión. En Summerhill no se imparte ningún tipo de enseñanza religiosa

 

Lo que realmente busca la escuela de Summerhill es formar niños y niñas felices, alegres, respetuosos, valientes ante la vida, trabajadores, personas con una gran capacidad para vivir el día día de forma independiente.

Este tipo de enseñanza supone una ruptura y un punto de vista diferente con respecto a lo conocemos como educación tradicional.

En cuanto a la obra, esta se divide en diversos apartados. Cada uno trata un aspecto diferente de los que es Summerhill, tanto en el terreno educativo, en el campo del sexo, en lo relativo a religión y moral...

Los niños que entran e Summerhill son edades de entre 5 y 16 años. Algunos entran más tarde que otros, pero la mayoría suele estar hasta los dieciséis años. Algunos, claro está, se marchan antes.

Por lo que se refiere a la educación, Neill defiende una enseñanza libre. Aquí nadie está obligado a asistir a las clases, no es obligatorio, y es precisamente eso lo que hace que el interés de estos niños se crezca y su asistencia se haga regular. Sin embargo, el propio autor irá reconociendo a lo largo de la obra las excepciones de algunos alumnos en cuanto a sus comportamientos. Cuenta como un niño no asistió a ninguna clase durante su estancia en la escuela. Pero se defiende también el juego de los niños como medio educativo. Muchos aprendieron oficios jugando con sus bicis, arreglándolas, arreglando también motores...

Incluso algunos muchachos y muchachas cuando salieron de Summerhill cursaron estudios superiores en universidades. Se forman aquí, por lo tanto, toda clase de trabajadores.

Los alumnos también se interesan por las actividades culturales: muchos representan obras de teatro, sobre todas aquellas que surgen de la improvisación, otros bailan o tocan algún instrumento...

La vida de estos niños en Summerhill está, aunque se base en la libertad, controlada por una serie de normas básicas que aseguran la buena convivencia entre todos. Pero estas normas no son impuestas por los adultos: maestros y niños se reúnen votando por aquellas leyes que creen justas, sin que por ejemplo la voz de un adulto valga más que la de un pequeño. Todos tienen el mismo grado de decisión.

En el terreno sexual, el autor destaca como hacer de este terreno un tabú en la educación tradicional perjudica al niño. Defiende la libertad sexual, es decir, no está mal que estos muestren sus sentimientos, descubran la masturbación y la practiquen...En general, se critica como las falsas ideas que en una escuela normal se dan sobre esto hacen que el niño muestre miedo, vergüenza, etc.

En cuanto a lo religioso, no se cree que exista una religión verdadera, una que destaque por encima de loas demás, y es por eso que no hay una educación religiosa en Summerhill. Y en cuanto a la moral, según Neill la instrucción moral es lo que hace malo al niño, lo que lo corrompe.

Posteriormente el libro habla de una serie de problemas de los niños y padres y concluye la obra con una serie de preguntas y respuestas que resumen aspectos básicos de Summerhill.

 

COMENTARIO CRÍTICO

En mi opinión, Summerhill es un buen método de enseñanza frente a lo que tradiocional. Me parece cierto que el niño necesite libertad, el juego, decidir por si mismo y otras tantas cosas para formarse como persona.

Sin embargo si veo cierto fallo en lagunas de las palabras de Neill cuando habla de que en Summerhill el niño toma sus propias decisiones, que nadie influye en la opinión de este. En algún caso el autor intenta hacer recapacitar a los alumnos sobre sus decisiones, y creo que en este caso se aprovecha del fácil convencimiento al que se puede somter a los niños en ciertas edades. Pongo un ejemplo: el día en que los niños votan sobre si se debe o no jugar dentro de uno de los edificios al fútbol. Al final, Neill los convence para que supriman esa ley que ya habían aprobado.

Salvo algunas pequeñas cosas, pienso que le autor tiene mucha razón en las críticas que hace de nuestro sistema tradicional.

Por último, decir que la obra en si es bastante amena porque es una lectura diferente a otras, nos habla de casos reales, nos hace pensar y comparar situaciones entre un sistema educativo y otro, etc.

 

Ramón Eduardo Veloso Recarey / 2º BACH B

 

VOLVER